Las carretillas eléctricas Hyster® mantienen bajos costos de manipulación en la fabricación de productos metálicos

Las carretillas elevadoras eléctricas Hyster® están ayudando a los fabricantes de productos metálicos terminados a reducir los daños y los costos asociados, en cada etapa de su operación, mientras mantienen una alta productividad.

«El manejo de metales no se trata solo de grandes carretillas que manejan tuberías y losas de acero o montacargas resistentes que trabajan en aplicaciones de fundición en caliente», dice Botros Hanna, Gerente de la Industria de Hyster Europe. «Casi todas las industrias imaginables utilizan algún tipo de producto de metal en algún momento».

Numerosas operaciones de fabricación en todo el mundo transforman metales como aluminio, cobre o zinc en productos terminados, desde pequeños componentes hasta piezas de automóviles. Dentro de la gama de Hyster® se puede encontrar la carretilla adecuada para apoyar estas operaciones en cada etapa del proceso.

Los materiales llegan como bobinas

El primer desafío de manejo es recibir pequeñas bobinas de metal en un remolque. Aquí las carretillas elevadoras Hyster® ayudan a descargar las bobinas, que generalmente son lo suficientemente pequeñas como para manipularse con horquillas estándar, desde el camión y transportarlas al almacén.

Una carretilla elevadora típica utilizada para esta operación es la carretilla elevadora eléctrica de cuatro ruedas Hyster® J3.5XN, que cuenta con un chasis robusto, con cubiertas laterales fuertes que ofrecen protección contra posibles daños por impacto.

«El daño en esta etapa podría significar que el metal no se puede utilizar en la producción, lo que lleva a costos innecesarios», dice Botros. «Las carretillas elevadoras de la serie Hyster® J son populares en estas operaciones, ya que proporcionan una buena estabilidad, un mástil fuerte y un manejo suave como estándar, lo que ayuda a evitar que las cargas se sacudan o dañen».

Las carretillas elevadoras eléctricas Hyster® J3.5XN ofrecen un rendimiento equivalente en comparación con una carretilla elevadora Hyster® IC y son adecuadas para operar tanto en interiores como en exteriores. Esto lo convierte en la maquinaria ideal para transportar mercancías desde un área de carga exterior a un almacén interior.

Gracias a la tecnología de motor trifásico para la conducción y la elevación, estas carretillas son particularmente adecuadas para aplicaciones exigentes durante turnos largos. Los componentes fácilmente accesibles y los diagnósticos integrados también ayudan a reducir el tiempo de inactividad.

En producción

En las aplicaciones de fabricación de productos metálicos, hay una opción de soluciones Hyster® para recoger las bobinas del almacenamiento en el almacén y llevarlas a la línea de producción.

Algunas aplicaciones optan por una carretilla retráctil, como la Hyster® R2.5, que incluye una cabina ergonómica para el conductor con un funcionamiento eficiente a través de la pantalla táctil y el joystick, así como una columna de dirección ajustable para mayor comodidad. Otros optan por los preparadores de pedidos de nivel bajo, medio o alto de Hyster®, o dependiendo de la configuración de su almacén, pueden usar una carretilla elevadora.

«No importa qué tipo de carretilla eléctrica elija para su aplicacion, se beneficiarán de cero emisiones, algo que es cada vez más importante para los clientes en la industria del metal», dice Botros. «Los equipos de manutención eléctricos también tienden a funcionar de manera más silenciosa, lo que contribuye a un ambiente de trabajo de almacén más agradable».

Como esta parte de la operación es altamente repetitiva, también hay potencial para que las aplicaciones automaticen tareas con soluciones robóticas Hyster® asequibles, tales como tractores de remolque, carretillas contrapesadas para peatones y preparadores de pedidos de bajo nivel. La tecnología Hyster ‘Driven by Balyo‘ combina carretillas elevadoras Hyster® con sistemas de control robótico para ayudar a mejorar la precisión, aumentar la eficiencia y reducir los daños, manteniendo las líneas de producción ocupadas funcionando sin problemas y reduciendo los costos.

Manejo de productos terminados

Cuando los componentes o productos metálicos están completos, una carretilla elevadora Hyster® los recogerá de la línea de producción y los cargará en camiones para transportarlos al usuario final. Los productos terminados pueden empacarse en paletas o manipularse directamente en horquillas.

«Un gran desafío en esta etapa es la maniobrabilidad, ya que el espacio en el área de producción y la bahía de carga a menudo es muy importante», dice Botros. «Las carretillas elevadoras eléctricas de tres ruedas Hyster® son una gran solución».

Por ejemplo, el resistente modelo, con una capacidad de dos toneladas, tiene un eje de radio de giro cero (ZTR) que proporciona un círculo de giro estrecho, lo que permite utilizar el montacargas en pasillos estrechos y en rampas de carga y descarga ocupadas.

A pesar de su diseño compacto, este tipo de carretilla elevadora incluye un compartimiento del operador diseñado ergonómicamente que respalda la productividad al mantener la comodidad del conductor, ayudándoles a mantenerse enfocados y operar con precisión, incluso durante turnos largos.

«Sabemos que las operaciones de manipulación de metales pueden ser exigentes», dice Botros. «Sin embargo, al elegir los equipos de manutención adecuados para satisfacer las necesidades específicas en cada etapa de la cadena de producción y suministro, las aplicaciones de metal pueden reducir los daños, aumentar la eficiencia y lograr un bajo costo total de propiedad».

Zona Privada
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar el tráfico y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies

ACEPTAR COOKIES